Mentes Activas

14 feb. 2011

¿Trato?

Me arden por dentro las ganas de escribir. Las vueltas que dan la vida son apabullantes, tan rápido te encuentras de cara a la pared como en el frente de la batalla., tan pronto cayendo a toda velocidad hacia el suelo como volando en picado hacia lo alto del cielo. Y el rumbo de todo eso lo ponemos nosotros, sí, nosotros, no hay más. Siempre va a haber personas que digan lo contrario o que simplemente te planteen un "no se" cuando lo que les estas contando no les interesa o cuando pasan, ¿De que?, de lo que sea, la ignorancia es muy grande en algunas ocasiones.

Tendemos a hacer promesas de larga duración, de esas del tipo -Para siempre juntos-, o algo como -Siempre contigo mi vida(L)- ... que estúpidos somos, damos nuestra confianza como a un mendigo una moneda de cincuenta céntimos, no preguntamos para que lo van a usar y nos da igual que esa donación de dinero o de confianza sea para hacer daño.

Y al dar la confianza de esa manera, alguna persona puede conseguir mucha, muchísima y que después, con unas simples palabras todo se desmorone, sea el amor, sea la amistad, sea lo que sea... -¿Quedamos como amigos? (L)- , -Necesito tiempo-, tres o cuatro palabras que son capaces de calar en el fondo de nuestra alma y hacer mucho, muchísimo daño, hacernos pensar, en que es lo que hicimos mal, en que fallamos y toda esa serie de cosas.

Pero si no cediéramos esa confianza de esa forma tan despreocupada, ¿Que sentido tiene la vida?, quiero decir con esto que una de las cosas que yo apoyo es que sin arriesgar no le damos sentido a la vida, no le damos esa chispa de emoción, de amor, de lo que sea que nos proporciona energías para afrontar lo que sea, como si es una pared de cincuenta metros de tristeza y rabia, la superamos, nos la comemos y seguimos adelante. Aquí un servidor no se va a conformar con una vida de tristeza, de preocupaciones, de miedo a fallar o que te fallen; si pasa, pasó; da igual, Yo voy a arriesgar, yo voy a ser el primero que se va a tirar a la piscina, de cabeza, sin preocuparse por mirar a ver si hay agua o no, por que se que si en algún momento toco el fondo voy a tener a mis amigos para ayudarme a remontar a la superficie.

Así que, Si esa persona me lo permite, me gustaría volver a remontar esa pared de la amistad, ganar de nuevo a una buena amiga y cerrar este capitulo de nuestras vidas.

2 comentarios: