Mentes Activas

24 ago. 2011

Llámalo X

Y en un segundo se desmorona todo, te das cuenta de lo insignificante que eres, te das cuenta que no eres nada ni nadie. Piensas, las ideas se te agolpan en la cabeza y te estremeces. Caminas de lado a lado como un vagabundo, ya no tienes aquello que te sostenía. Levantarse se convierte en un desafió dia a día, ya no te quedan fuerzas. Te miras al espejo, piensas quien es ese perro viejo, tantas heridas en el corazón, añoras cuando eras pequeño, las heridas de las rodillas, esas si se curaban, estas otras no. Cada persona que entra en tu vida se lleva un trocito de tu corazón y poco a poco se va desgastando.

Y los acordes estridentes de una guitarra eléctrica marcan el comienzo de algo nuevo, llámalo X, no me importa, levanto la mirada y ya no se lo que pienso, mucho menos lo que te ronda por la cabeza, te sueño, te añoro.

10 ago. 2011

Me bajo

Y hay veces en las que piensas, "Yo me bajo.". Pero sin embargo, todas las demás ocasiones simplemente piensas como seria ese momento. Caminando los dos por la playa cogidos de la mano, solos, atardecer, el cielo naranja contrastando con el reflejo del sol en el agua. Pensando como podríamos para el tiempo. Un abrazo, una caricia, un beso, una mirada. Te quiero, no se si tu a mi también. Si te vas el mensaje de apagado o fuera de cobertura permaneceria en mi para siempre. Seria capaz de unir mi corazón al tuyo de tal forma que nuestros latidos se sincronizaran. Tomar aire, soltarlo lentamente cuando estas cerca. Que se me eriza la piel si estas cerca, me entra un escalofrió por la espalda cada vez que me aprietas fuerte contra ti, me gusta. Que es imposible poder entendernos del todo, por eso que tu eres de marte y yo de venus, por eso que hablamos idiomas distintos pero, ¿quien dice que sea necesario hablar para estar unidos?

Y después despertarse y darse cuenta que todo a sido un sueño, pero sabiendo que los sueños se pueden cumplir y no dejar de luchar por esa persona que quieres de ninguna manera ya que es lo que realmente quieres, a ella.

9 ago. 2011

Azul cielo.

Extremoduro sonando en los altavoces, lo suficientemente alto como para aislarme del mundo, lo suficientemente bajo como para no molestar a los demás. Tirado en mi sillón, con los pies sobre la cama, escribiendo esto con los ojos cerrados, imaginando que va a ser lo siguiente que ponga, intentado escoger cuidadosamente casa echo y con que palabras intentar sacarlo de mi y plasmarlo aquí.

Nueva gente, nuevos amigos y amigas, ninguna perdida, estoy feliz. Viejas historias, aun duelen como en carne viva, dudo el porque, intento ignorarlo pero sigo sintiendo esa sensación rara en estomago y pecho. No es que sea precisamente rápido como escribo, la gente hablándome por la otra pestaña del navegador, espero que sea alguien importante para mi, cambio de pestaña, así es, lo es.

En un plis plas, meramente en media hora, pasarlo bien, risas, olvidarse de todo aquello que te hacia mal, divertirse con los amigos, unos mas, unos menos. Nuevas caras, reforzar lazos. Enfadarse, comerse el tarro por una imagen, defender a tus amigos, reprimirte a ti mismo, intentar controlarse. Un día soleado pasa a estar nublado. Aun así una serie de mensajes a mi mobil de color azul cielo me alegran el día, ya no importa el sol, importa lo de siempre, la amistad.