Mentes Activas

20 ene. 2011

Infancia

Suenan Los Delinquentes por mis cascos, me sale esa venilla andaluza que llevo en la sangre gracias a mi padre, veo a mi hermana hacer el tonto por el pasillo y me rio. Recuerdo aquellos años, cuando era pequeño, cuando todo me importaba nada, cuando me importaba mas que me quitasen mi silla que cualquier otra cosa, cuando me enfadaba con mis amigos por el sitio en la cola para entrar en clase, cuando "acutabamos" los sitios para reservarlos...

Que recuerdos, cuando le podias dar todos los abrazos y los besos que quisieras a la chica que mas te gustara, que decias que era tuya a los cuatro vientos y que a los días tenías otra, que recuerdos.

Lo peor que te podía pasar es que te castigaran sin salir al recreo, una perreta no solucionaba nada pero te daba igual, no pensabas en las consecuencias de las cosas, eras un despreocupado de la vida pero preocupado por pasarlo bien.

Eras inocente, eras feliz con lo poco que tenias, un caramelo te ponía una sorisa de oreja a oreja y que te la quitaba si se te caia por columpiarte demasiado fuerte.

Te daba igual ir a la cama a las 9 por que te levantabas impaciente por ir al colegio, a ver de nuevo a tus amigos, a jugar a cualquier cosa, a la comba, al escondite o a coches de carreras; No existía la verguenza.

Pero, a pesar de ser algo tan tan bonito, no lo cambiaría. Hace ya mucho tiempo de eso, pero ahora, tengo más amigos y los se cuidar mejor, con ellos no me corto un pelo para hacer el tonto todo lo que quiera y siempre puedo darles un abrazo a la gente que me importa, por que sin ellos, no sería lo mismo, sería una vida monotona incolora sosa y aburrida, sin ellos sería un sin sentido el vivir.

Por que mis amigos y amigas lo son todo, por que los momentos que vivo con ellos no los cambiaría por la inocencia de mi infancia, por que nadie me quita de comportarme como un niño un dia, por que todos tenemos uno aún dentro de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario