Mentes Activas

28 dic. 2010

Miradas

Y te veo reir, veos tus dientes blancos como perlas, que comparacion mas común, yo diria que tus dientes son mas blancos que los de la luna, que los de una estrella fugaz que cruza el cielo, como el blanco de la luna en plena noche veraniega.

Y seguir moviendo mis ojos por tu cara, pasando por tus ojos, aquellos ojos que en su dia se clavaron en mi mente y que a dia de hoy, aun siguen produciendome las mismas cosquillas en la barriga de siempre, esa leve presion en el estomago que me hace sentirme con un niño en dia el dia de navidad, esa felicidad inmensa que me embarga cada vez que nuestras miradas se cruzan, cada vez que puedo observate.

Quisiera poder parar el tiempo, quisiera poder pararlo contigo, quisiera estar junto a ti toda la vida, quisiera que no envejecieramos, quisiera que el tiempo se detuviese en el instante en el que nuestros labios colidan, en el momento en el que siento tu aliento en mi cuerpo, en el momento en el que floto, en el momento en el que... en el momento en el que no tengo palabras para explicarlo.

Me pasaria centenares de horas escribiendo sinonimos para encontrar la definicion perfecta de lo que siento por ti cada vez que me besas, cada vez que te veo, cada vez que te acaricio, cada vez que te siento a milimetros de mi.

Siento que el momento que no estes, en el momento que te alejes, en el momento que desaparezcas; siento que en ese preciso instante, mi vida se marchitara cual rosa, siento que me confinare en una habitacion pequeña, tan pequeña que no pueda sentir nada, tan pequeña que apenas pueda respirar, que no pueda respirar por que lo unico que necesito es tu aliento para poder vivir, por que ni esas dos pequeñas palabras lo pueden expresar...

Por que; te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario