Mentes Activas

2 mar. 2011

.

Día lluvioso en las callejuelas de mi corazón. Soledad camina sola como de costumbre por la calle principal, vacía, inherte de vida, de calor. Amor duerme aletargado en las afueras de la ciudad, esperando a que la lluvia pare y salga el sol, para calentarse, para sentirse arropado cada mañana por ese calor tan tibio. Dos enamorados caminan mirándose el uno al otro a los ojos, dejando sus huellas en el polvo del yermo por las cuales naces lirios y jazmines que demuestran su amor, esa pasión pero al poco se marchitan.

El amor no es lo suficientemente fuerte para mover montañas como mucha gente dice, el amor no hace nada, o quizá si, lo único que hace es mostrar la verdadera voluntad de las personas, su determinacion por hacer las cosas sin miedo al resultado, sin importales como o cuando, pero si por quien; si no hacemos la mayoria de las cosas es por culpa del miedo, por miedo a fallar, por miedo a que esa persona nos rechace, por miedo a caer y no levantarnos, pero, ¿No estamos echos para eso?.

Para sentir y sufrir, caernos, hacernos pupita en las rodillas y volver a levantarnos. Para amar y ser amados, para enamorarnos perdidamente de esa persona a la que nadie le ve nada especial salvo nosotros, esa persona que nos llena del todo, que las cosas que dice son perfectas, que nadie dice lo mismo o si lo dice, no es lo mismo. Despues cuando todo se va, se marchita, se seca y se muere, miramos hacia atrás y no le vemos la logica de por que sentimos lo que sentimos por esas personas, por que hicimos lo que hicimos, etc.

El amor no nace por una carita bonita, o esa es mi opinion, el amor nace por como son las personas, por que nos enamoramos de como son las personas por dentro, no por fuera, por que una carita bonita puede cambiar en cualquier momento, pero la forma de ser de alguien es mas dificil de cambiar. Por que ese sentimiento que mueve montañas, que nos da ese pequeño empujon para hacer algo a lo que le teniamos miedo, a todas esas cosas... ¿Que cosa tan bonita no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario